CÓMO TRABAJAR EL PROYECTO «EMOCIONES CREATIVAS»

Los manuales “emociones creativas” son un proyecto y como tal tenemos que trabajarlo.

Con el primer manual “Emociones creativas” de manera muy sencilla, fresca, dinámica y práctica comenzamos a familiarizarnos con la manera de trabajar y vivenciar cada una de las propuestas que aparecen y sin un orden concreto, de ahí que se pueda comenzar por cualquier bloque de prácticas o incluso solo con algunas actividades. Lo importante es generar un buen hábito de trabajo en distintas habilidades y capacidades de inteligencia emocional. El segundo manual “Más emociones creativas” se trata de continuar con el esquema de trabajo del primero pero en esta ocasión profundizando en lo importante de la inteligencia emocional con nuevas propuestas y herramientas de trabajo. Tanto en el primero como en su profundización lo realmente importante es vivirlo personalmente, creerse lo trabajado y practicar, practicar, practicar para una vez interiorizado llevarlo al ámbito de la vida que deseemos, en nuestro caso la clase de Religión, o cualquier otra materia, pero es igualmente eficaz en la familia, los grupos de trabajo, la catequesis, etc. finalmente, nace “Cuando las emociones se hacen creativas” como un prácticum para por medio de cuatro caminos en forma de proyectos de trabajo, aplicar todo lo interiorizado y practicado en los dos anteriores manuales en cualquier ámbito de nuestra vida: personal, educativa, familiar, laboral, catequética, etc…

Desarrollar una sana inteligencia emocional lleva tiempo y esfuerzo. Por eso cuanto antes comencemos, mucho mejor.

COMPARTE

CON BUEN HUMOR

En esta nueva píldora emocional, vamos a tratar de ser conscientes de nuestra manera de afrontar la vida y los acontecimientos, porque si lo hacemos con humor todo cambia y creamos un ambiente de buen rollo, ilusión y alegría, que transforma nuestra manera de comunicarnos, relacionarnos, escuchar y actuar. Si logramos estar de buen humor de manera natural, practicando, practicando, practicando, seremos capaces de contagiarlo y crear ese clima positivo.

¿Cómo lo haremos? trabajaremos el buen humor con la práctica de la risa. Tenemos que permitirnos reírnos hasta de nosotros mismos.

TAREA: Propongo varias actividades posibles para trabajar individualmente o en grupo el humos y la risa.

1º Cada vez que tengamos un mal pensamiento, lo cambiamos por una sonrisa, verás como te ayudará a cambiar el rollo negativo, pesimista y oscuro de nuestra vida. En clase, en el grupo o personalmente ríe a carcajadas. Notas algún cambio.

2º Otra actividad que puede funcionar es imprimir una hoja llena de emoticonos con una cara feliz y sonriente. Los recortamos y por cada pensamiento negativo o triste que aparezca, cogemos uno y sonreímos.

3º Recordar momentos o situaciones felices en las que reímos mucho, momentos divertidos que nos ayudarán a sentirnos mejor y darnos ese punto de alegría que necesitamos en las situaciones complicadas. Por escrito o contándoselo a los demás y sonriamos.

4º Si se hace personalmente, enviemos un mensaje, llamemos a alguien y, si es posible, hagámonos un selfi divertido y enviémoslo a alguien que sabemos que sonreirá. Pensemos en su reacción y sonríamos.

5º Podemos buscar más y mejores cosas: ofrezcámonos a alguien para ayudarle, hacerle compañía, una tarea, etc. El dar nuestro tiempo y compartir nuestras habilidades mejora nuestro estado de ánimo y alegramos la vida a los demás. Por eso, sonriamos.

6º Busca otras maneras de reír y generar buen humor en clase, en casa, en tu vida. ¿Te atreves? Pues ánimo.

Debemos ser portadores de buen humor, alegría e ilusión para contagiar a los demás muchas ganas de vivir

COMPARTE

MOMENTOS DEL TALLER «EMOCIONES CREATIVAS»

El proyecto «emociones creativas» es realmente una gran herramienta para trabajar la educación emocional, primero personalmente y desde la propia experiencia, capacidad y personalidad, llevar las prácticas y actividades a cualquier ámbito de la vida, por supuesto que al educativo, porque esta propuesta está pensada para que la trabajen especialmente educadores.

El proyecto va acompañado de talleres, curso y charlas muy prácticas para aprender a manejar todo este material.

Les deje algunos fragmentos de uno de ello (Realizado en el CITeS de Ávila el 8 de febrero de 2020)

COMPARTE

EMPATÍA O SIMPATÍA

Normalmente confundimos en nuestras relaciones cotidianas la empatía con la simpatía porque buscamos caer bien, agradar y creemos que estamos empatizando, cuando en realidad es pura simpatía para lograr la aprobación del otro. ¿Entonces qué es la empatía? Es algo mucho m´ças profundo, supone respetar por encima de todo al otro, comprender que todo el mundo es libre de decidir cómo vivir su vida, sus ideas y acciones, que podemos estar o no de acuerdo. Ser empático es saber respetar al otro sin querer cambiarlo y conectar con la otra persona desde lo profundo para darle la oportunidad de expresarse tal y como es y se siente. Es escuchar, observar y respetar, en este orden, es el camino para la empatía.

Para ser empáticos debemos comenzar aprendiendo a escuchar y comprender los sentimientos del otro sin estar tan pendiente de nosotros mismos y de nuestras propias palabras, es decir, siendo conscientes de lo qué viven emocionalmente los demás, evitaremos muchos malos entendidos y ayudaremos más. Pero siempre comenzando por nosotros mismos.

¿Cómo lo haremos? Con la técnica de la entrevista. Si lo haces personalmente tienes que buscar a alguien para realizar la actividad, pero si lo haces en grupo, equipo o en clase, lo divides por parejas.

TAREA: Se trata de, por parejas, hacer una entrevista a modo de periodista de investigación.

1º Se hacen las parejas y se les entrega el dossier con las preguntas que se deben hacer. Primero uno y luego el otro.

2º Cada pareja busca un espacio para realizar la entrevista. Primero nos saludamos cordialmente y comenzamos la ronda de preguntas y respuestas. Sugerencia: como estamos trabajando la empatía tenemos que buscar preguntas que impliquen cierto grado de complicidad e intimidad. Siempre pensando en el grupo (Edad, nivel de relación, etc.)

3º Una vez realizada la entrevista, cada uno preparará la presentación del otro desde la interpretación de las respuestas que ha obtenido de manera creativa y, eso sí, muy EMPÁTICA.

4º Hacemos las presentaciones (Si se ha hecho personalmente, la puedes enviar por Email o las RRSS a la persona que has entrevistado?

Cuando las emociones se hacen creativas (Bloque 4, prácticas 2)

Empatizar con alguien es simplemente lograr que esa persona se sienta comprendida

COMPARTE

ABRAZOS POR LA PAZ

Un año más les invito a realizar esta actividad para celebrar el «día de la paz escolar» aunque es importante llevarla a cabo en cualquier momento. La manera de expresar lo que sentimos por alguien sin palabras es con un abrazo. Uno de esos de corazón a corazón, en el que no hay mentira, ni doblez, ni miedos… al contrario, un abrazo sincero es un «te quiero» «Aquí me tienes» «Estoy contigo» una conexión tan fuerte que nos pacifica, consuela, calma y destensa. Cuando necesites un abrazo, pídelo, y ciando necesites recibirlo, pídelo. Los beneficios son innumerables y la recompensa inmediata. Para celebrar la PAZ, para concluir una sesión con un grupo en el que se ha trabajado el tema del perdón, del respeto, etc… terminar con una buena dinámica de abrazos es muy poderosa.

La propuesta de «Emociones creativas» (Prácticas 28) y «Más emociones creativas» (Prácticas 23) es muy clara. En esta ocasión propongo que en el día de la paz, o en cualquier momento que sea necesario, se realicen estas tres actividades.

1ª «Regalo abrazos» En la calle, el patio del centro escolar, la zona común de la oficina, etc… nos ponemos con un cartel de «regalo abrazos» y dejamos suceda. Seamos generosos y abracemos de verdad.

2º Otra versión de la primera. Consiste en repartir «Vale por un abrazo» y simplemente entregarla a alguien para que reciba un abrazo. Lo ideal es que esas tarjetas circulen durante un tiempo para que nadie se quede sin uno. En el centro escolar se realiza en los recreos comenzando pon un grupo que previamente ha trabajado alguna práctica de abrazos.

3º Con doble propuesta. En un lugar de paso, visible y cómodo, instalar un «punto de abrazos» donde quien desee recibir uno solamente tiene que acercarse y esperar a que alguien se lo ofrezca: en parejas o grupales. Además, la otra propuesta es el «photocall» un panel grande con la frase «Abrazos por la paz» «Abrazos para el buen rollo» … en el que se escriben frases positivas, quien lo desee se puede hacer una foto o selfie en el mismo.

Lo importante es trabajar previamente el tema de los abrazos y crear durante unos días un clima de cercanía y bienestar en nuestro entorno.

Nota: no debemos perder esta buena práctica de abrazar jamás.

Necesitamos abrazarnos más para comprender, animar, cuidar, querer, consolar, alegrar… a los demás y por ende a nosotros mismos, porque los beneficios de los abrazos sin recíprocos

COMPARTE
  • 14
    Shares

TODO ESFUERZO TIENE SU RECOMPENSA

Los que somos educadores sabemos que su un esfuerzo no obtiene una recompensa, por muy pequeña que sea, desmotiva. En esta décima píldora emocional trabajaremos el esfuerzo, pero con la ilusión y entusiasmo por lograr algo que merece la pena porque si no es así, el esfuerzo nos parecerá muy grande y corremos el riesgo de tirar la toalla. Programar el trabajo para disfrutar y gozar de cada paso que hayamos logrado con dificultad. El esfuerzo no es ni más ni menos que fuerza para seguir trabajando y es el motor que nos ayuda a lograr aquello que nos proponemos y superando las dificultades en el proceso.

¿Cómo lo haremos? siguiendo estos pasos. No es necesario seguirlos en orden; simplemente comencemos por los que creamos que nos pueden ayudar en este preciso momento.

TAREA: Si se realiza con un equipo o grupo adapta las actividades. Plantea una tarea para realizar en equipos de trabajo donde se pongan en práctica los 8 puntos de motivación ante el esfuerzo y al final sacar conclusiones, aprendizaje, ideas, etc… es un buen trabajo para entender que «todo esfuerzo tiene su recompensa»

1. Antes de emprender una tarea, un proyecto, un trabajo, etc. haz un compromiso por escrito, y si es con testigos mucho mejor. Algo sencillo pero claro: “Me comprometo a… por estos motivos… y me hago responsable de todas las acciones que llevaré a cabo o las que dejaré de hacer”. Es nuestro «contrato»

2. Imprescindible que todas las decisiones que tomes sean propias y, por lo tanto, los logros y errores los asumas como tales. Decisiones pensadas, reflexionadas y razonadas. Por escrito y con sus porqués y para qué. En equipo cada uno asume su responsabilidad, pero sabiendo que afectará a todos.

3. La motivación es muy importante en todo proceso de vida y el esfuerzo tiene su propia recompensa, si somos capaces de ver los logros a corto plazo. Sé consciente de cada paso confeccionando un planning en el que vayas marcando cada uno de los pasos. En equipo es muy interesante llevar un cuaderno de bitácora donde ir anotando el cómo, por dónde, y qué queda el trabajo.

4. El andar se hace paso a paso; tienes que aprender a gozar del camino y a aprender de los fracasos para que sean una verdadera enseñanza, aprendizaje. Siempre pregúntate: “¿Qué he aprendido con este error? ¿Qué no debo volver a hacer? ¿Qué debo cambiar de lo que estoy haciendo?”.

5. Valora todo el esfuerzo que hagas, por muy pequeño que sea; y si es muy grande, celebra los éxitos. Organiza una fiesta o haz algo que te encante.

6. Constancia, paciencia y positividad deben ser tus tres aliados para que el esfuerzo sea eficaz y llevadero. Busca frases motivadoras y ponlas en lugares visibles que te recuerden siempre que el esfuerzo merece la pena.

7. Rodéate de personas que te ayuden a lograr tus metas, que te faciliten el camino y que compartan contigo el esfuerzo. El trabajo es tuyo, pero compartido es menos duro. Sé agradecido y comparte con ellos tus logros, hazles un regalo, un halago, etc…

8. Sé realista y no hagas esfuerzos imposibles o innecesarios. La frustración y la sensación de fracaso es evitable, pero, si eres consciente de tus límites, capacidades y habilidades, será más fácil lograr lo que deseas. El autoconocimiento es una tarea necesaria y obligatoria antes de emprender un camino, un proyecto.

Más emociones creativas (Prácticas 41, actividad 70)

Sin capacidad de esfuerzo difícilmente logramos aquello que realmente deseamos

COMPARTE

EL TALLER DE EMOCIONES CREATIVAS

Algunos momentos del taller impartido en Badajoz. Los talleres y cursos del proyecto «Emociones creativas» son totalmente prácticos y dinámicos, pensados para motivar y animar a diferentes colectivos: Profesorado, catequistas, grupos de trabajo, formadores, etc y que con la experiencia vivida con las actividades trabajas puedan llevarlo a sus vidas y al ámbito que deseen.

COMPARTE

AGRADECER PARA CRECER

Continuamos con las píldoras emocionales, la novena tienen que ver con una de las habilidades sociales más potentes para ser y estar mejor con nosotros mismos y con los demás. Dar las gracias nos centra tanto en la vida, que tiene el poder de cambiarnos. Si somos conscientes cuando damos las gracias y lo hacemos de manera sencilla, sincera y con el corazón, mejorará nuestra vida, nuestro en torno y cada vez seremos mejores personas. Se nos notará un brillo especial, una nueva forma de ser y de estar mejor. Debemos aprender a dar unas gracias sinceras de esas que broten de lo profundo del corazón, que son capaces de trasformar cualquier ambiente en un lugar acogedor y cálido. ¿Cómo? Expresando con nuestro agradecimiento lo que sentimos, demostrando que somos sinceros, generosos y valientes.

«Más emociones creativas» (Prácticas 11)

¿Cómo lo haremos? Como bien sabes, la inteligencia emocional se logra practicando y este es el caso, aprenderemos a ser agradecidos agradeciendo. Aprender a dar las gracias y a recibirlas es una tarea diaria. Te propongo que hagas una lista de todo por lo que tienes que dar las gracias y hazlo de verdad, de la manera en la que mejor te sientas o sepas. Puedes llamar, escribir un correo, quedar con esa persona y regalarle una tarjeta, etc. Dile lo que sientes y el por qué quieres darle las gracias.

Si lo trabajas en un grupo, pide que hagan una tarjeta tipo felicitación, dando las gracias a alguien por algo; no es necesario que sea del grupo, pero si lo es, mucho mejor. (Actividad 23 «Más emociones creativas»)

Mostrar lo que sentimos a la hora de dar las gracias es un acto de generosidad y valentía emocional.

COMPARTE

LLENA EL AÑO DE MOTIVACIÓN

Todo un año con sus días y sus horas por delante para disfrutarlos, saborearlos, aprovecharlos y hacer del año nuevo uno de esos que nunca olvidaremos. Comenzaremos buscando dentro de nosotros y a nuestro alrededor, recogiendo y revisando todo aquello que nos haga falta para realizar lo que queremos. Empezar con previsión y un plan con todo lo necesario, esto es a fin y al cabo lo que hace que un buen propósito se trasforme en un plan de acción

Te propongo una tarea que puedes llevar a la familia, al grupo, a la tutoría, la clase, la catequesis, etc… (Actividad 31 «Más emociones creativas»)

Descarga un calendario de este año, ya sea completo o mes a mes para hacer el trabajo o en tu agenda personal marca los días señalados con la tarea. ¡Adelante!

  1. Se trata de señalar en el calendario un día al menos de cada mes con una intención que lo convierta en un día especial, un día positivo de esos que nos animan.
  2. Elegimos los días y pensamos una actividad: ir al cine, salir de compras, quedar con “alguien”, comer algo en concreto, hacer un postre, etc…una vez terminada la lista de meses y días, conseguimos un calendario y lo decoramos a nuestro gusto, que sea original, divertido y muy llamativo, una vez terminado el calendario pensaremos en un lugar visible y a mano de nuestra habitación, casa o trabajo para no olvidarnos que contamos con esos días POSITIVOS que nos animan y motiven (Reforzamos la actividad con una alarma en el teléfono, en la agenda digital, en el calendar de Google, etc…)
  3. Por último, ponemos una pegatina o dibujo de smail en cada uno de esos días. Se puede hacer uno para tutorías utilizando sesiones completas o los primeros o últimos minutos de la sesión (Hacer un juego, un desayuno, un baile, etc) que sea el grupo quien después de hacer una gran lista se decida el qué) Tamaño grande
    Adjunto ficha de trabajo para clase (Es necesario buscar un calendario tamaño folio para entregar a cada alumno/a) https://drive.google.com/file/d/0B9w-U-mfrNQRN24yN29LSmRlUU0/view?usp=sharing
    Ejemplo:
    Día 20 de enero: Ir al cine
COMPARTE

TERMINAR UN AÑO

La vida no es cíclica, la vida es lineal, hacia adelante. Cada paso, cada encuentro, cada momento, experiencia, etc. nos hacen crecer, madirar y aprender. Al final de una etapa, de un periodo de tiempo es necesario parar y hacer balance de lo que ha sido para nosotros este periodo de nuestra vida. Lo importante es resaltar todo lo que nos ha ayudado a avanzar en la consecución de nuestros sueños. Hacer memoria.

Tarea:

7 PODEROSAS PREGUNTAS PARA HACER BALANCE DEL AÑO
[Tomado de BEATRIZ PALÁ]

1. ¿Cuáles eran tus expectativas para el que termina? ¿Qué sueños, metas y deseos te habías propuesto alcanzar?

No es fácil, porque por lo general nos cuesta o por lo menos nos resulta algo complicado recordar más allá de lo que hemos hecho o pensado más de tres o cuatro meses atrás.

  • Trata de hacer una retrospectiva, de remontarte a enero y utiliza las expectativas de entonces como punto de partida de este ejercicio.

2. ¿Qué propósitos has logrado?

Este ejercicio es muy importante, porque tendemos a ver los logros como acciones sin demasiada importancia. A veces no le damos el valor que tienen, no recordamos lo que nos ha costado conseguirlo.

  • Elabora una lista de propósitos y metas alcanzadas, una lista de cosas de las que te sientes orgulloso u orgullosa de haber conseguido este año.

3. ¿De qué o por qué sientes agradecimiento de lo acontecido a lo largo del año?

Ser agradecidos nos ayuda tener una perspectiva más positiva, a poner el foco en lo positivo, en lugar de en aquello que no tenemos, y nos permite valorar todo más.

  • Tienes muchas cosas que agradecer, mucho por lo que decir “gracias”. Adelante…

4. Todos cometemos errores, ¿cuáles han sido los tuyos a lo largo del año?

No mires los errores como fracasos, enfréntalos como un problema a resolver, en proceso de aprendizaje que te permitirá hacerlo mejor en el próximo intento.

  • Haz una lista de esos errores cometidos a lo largo del año acompañados del aprendizaje que te ha aportado cada uno.

5. ¿Qué cosas han funcionado y cuáles no han funcionado y estás dispuesto o dispuesta a dejar ir?

Hacer un repaso por aquello que ha funcionado es muy importante, para rescatarlo y potenciarlo. De la misma manera, conviene tener localizado aquello que realmente no ha funcionado y estás dispuesto o dispuesta a dejar ir. De poco sirve tener objetivos y metas por el simple hecho de que se supone que deberías lograrlo. Muchas veces nos convencemos a nosotros mismos de que debe funcionar, pero quizá no es así.

  • Analiza y valora todo aquello que no ha funcionado…

6. ¿En quién te has convertido?

La evolución y el cambio son casi inevitables. Y esa evolución nos puede llevar a ser mejores o todo lo contrario, incluso puede derivar en una parálisis que nos estanca y no nos permite avanzar…

  • Reflexiona: ¿Quién eres? ¿En qué te has convertido? Incluso si te gusta, quizá haya algo que te gustaría mejorar; o puede que haya algo que no te gusta y desees cambiar… El año que está por venir es una magnífica oportunidad para encauzar esos deseos.

7. Regresemos al pasado con la experiencia en la mochila… ¿Qué consejo te darías?

Volvamos a principios de año… Ya con la experiencia adquirida a lo largo de los doce meses que han pasado.

  • Si pudieras volver atrás, ¿qué consejo o consejos le darías a la persona que eras entonces?

He aquí un punto de partida para el año que está a punto de comenzar…

«Emociones creativas» prácticas 19. Actividad 27

Quédate, al menos, con un momento de este año que termina por el que ha merecido la pena y alégrate.

COMPARTE

OPTIMISMO REALISTA

En esta octava «píldora emocional» continuamos trabajando y practicando la automotivación desde el optimismo. Tenemos dos formas de ver la vida y todo lo que nos sucede, de forma pesimista y negativa u optimista y positiva. Lo que más sorprende es que tanto los pesimistas como los optimistas tienen dificultades y complicaciones en su vida. La diferencia está en la interpretación que se le da a lo que les sucede. La diferencia no está tanto en cómo lo vemos, sino en cómo nos afecta a nosotros y a los que nos rodean. Desde el optimismo nos vemos a nosotros mismos, a los demás y al mundo de manera muy diferente. Se trata de mirar las cosas que ya tenemos, por muy pequeñas que sean, lo bello y especial de la vida y dejar de amargarnos por lo que no tenemos.

¿Cómo lo haremos? Haz una lista con mirada optimista de todo lo positivo y bueno que hay en tu vida, cuanto más larga mejor. Toma el tiempo que necesites.

  • ¿Te das cuenta qué cantidad increíble de cosas, personas, momentos, etc. hay en tu vida?
  • ¿No crees que es el momento de dejar a un lado el pesimismo y, apoyándote en lo bueno y positivo, darte la oportunidad de ser más feliz?
  • Mira con optimismo a todo y a todos y tu vida cambiará, te lo aseguro.

Ahora haz crecer tu optimismo

  • Comienza cada día con un propósito.
  • Céntrate en lo importante y bueno de las cosas y las personas.
  • Escribe en el Diario de sentimientos todo lo que vivas siempre desde lo positivo, desde lo aprendido.
  • Recuerda que eres tú el que decide ser o no feliz, nada ni nadie puede hacerlo por ti.
  • No permitas que nada te desanime; espera siempre lo mejor trabajando para que así sea y practica, practica, practica.

«Emociones creativas» (Prácticas 37)

Una persona optimista saborea las pequeñas cosas de la vida con alegría porque sabe mirar lo esencial.

COMPARTE