CAMBIAR PARA MEJORAR

En esta cuarta «píldora emocional» trabajaremos la actitud para dar lo mejor de nosotros mismos. Tenemos un potencial, unas habilidades increíbles y muchos conocimientos, pero si no tenemos la actitud positiva para ponerlo en práctica no lo haremos jamás o será a medio gas, sin mucha fuerza, flojito y sin sabor. Cuando hagamos algo, que sea dando lo mejor de nosotros y poniendo todo nuestro potencial, dejando la piel en ello, focalizándonos en nuestras fortalezas y cualidades. Hacer lo ordinario, extraordinario.

Afrontar las dificultades de la vida con optimismo realista es siempre mucho mejor para nuestro estado emocional porque nos activa y mueve para resolver de manera natural esos momentos o cuestiones que, en alguna ocasión, se nos presentan, es en definitiva cambiar de actitud ante la vida, las circunstancias, los demás y nosotros mismos. Cuando somos conscientes de lo que somos, tenemos, hacemos, sentimos, vivimos,…el siguiente paso es vivir con actitud positiva y fluidez el aquí y el ahora aprendiendo de los errores, madurando con las dificultades, disfrutando de cada momento, compartiendo lo que somos con los demás, siendo agradecidos, etc…

¿Cómo lo haremos? La actividad que propongo es muy sencilla, se trata de ser conscientes de nuestros pensamientos recurrentes negativos para poder cambiarlos.

  1. Haremos dos listas. Lo podemos hacer de manera creativa y muy visual con alguna técnica como el mapa mental o el visual thinking.
  2. Primera lista. Comprueba la cantidad de cualidades, habilidades, herramientas, etc que tienes y que te hacen ser una persona increíble.
  3. Segunda lista. Los pensamientos negativos que habitualmente surgen a la hora de emprender una tarea nueva o cuando pienso en hacer algo de manera diferente.
  4. Ahora es cuando viene lo verdaderamente importante para cambiar tu actitud negativa en positiva. Contesta a esta pregunta observando la segunda lista ¿Qué cosas me he perdido, me pierdo o me cuesta hacer con estos pensamientos? con la primera lista, contesta a esta otra pregunta ¿Qué puedo cambiar aplicando lo qué soy y tengo para que ese pensamiento cambie y me permita avanzar y crecer?
  5. Concluimos con una reflexión que convertiremos en eslogan de nuestra vida para cambiar de ACTITUD frente a las dificultades y retos. Confeccionamos un cartel con este eslogan que pondremos en un lugar visible y que veamos normalmente para recordar que «si quiero puedo».

«Más emociones creativas» (Prácticas 36 y 37)

La actitud marca la diferencia en nuestra vida. Hagamos posible aquello que soñamos

Publicado por

Pedrolupi

Profe de Religión desde el 91, coach educación, formador de formadores y ponente de educación EMOCIONAL y ESPIRITUAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *