SABER DECIR

En Inteligencia emocional el autoconocimiento es la base y pilar de todo lo demás. Este saber de nosotros mismos nos facilita el conocer y reconocer las emociones propias y, desde esta experiencia personal, reconocer las de los demás. Trabajemos la asertividad desde la empatía, como se dice en la práctica 29 y trabajar para adquirir esta habilidad social que nos dará la posibilidad de ponernos en el lugar del otro antes de hablar o juzgar.

Debemos aprender a decir lo qué sentimos de forma clara y asertiva siempre que nos moleste el comportamiento de los demás