PÍLDORA EMOCIONAL: «¿QUIÉN SOY?»

  • La segunda «píldora» emocional consiste en hacerse la pregunta: ¿Quién soy? La respuesta que demos a esta pregunta será el principio, el comienzo hacia nuestra realización personal y emocional. No es una pregunta nueva, claro que no, pero lo que sí sabemos es que nunca es definitiva, porque jamás dejamos de crecer, cambiar y madurar como personas. El autoconocimiento lleva toda la vida y nunca dejamos de sorprendernos de lo que somos capaces de hacer, sentir, imaginar. Cada día aprendemos algo nuevo, también de nosotros mismos.
  • ¿Cómo lo haremos? Se trata de hacer una revisión de cómo andamos de autoconocimiento. Haremos una radiografía de lo que somos y pensamos sobre nosotros mismos desde diferentes aspectos de la misma.
    1. Físicamente: ¿Qué opinas de tu salud, aspecto, cuidado, etc.? Puntúate del 1 al 10 y explícalo.
    2. Emocionalmente: ¿Qué opinas de las emociones que predominan en tu vida? ¿Las aceptas y gestionas adecuadamente? Puntúate del 1 al 10 y explícalo.
    3. Mentalmente: ¿Qué opinas de tus pensamientos, creencias, miedos, etc.? Del 1 al 10 y con explicación.
  • Si estás por debajo del 6 en alguno de estos aspectos, debes mejorar tu autoconcepto y preguntarte: ¿Qué necesitas para mejorarlo? ¿Qué puedes hacer?
  • NOTA: una forma muy divertida y creativa de trabajar este tema tan necesario en nuestra vida, es confeccionando un tríptico en el que cada una de las partes corresponda a cuerpo, mente y sentimientos con dibujos, colores, fotos, diversos materiales, etc… que sean un «Autorretrato»

Adaptado de la actividad 6 «Más emociones creativas»

Conocerse bien es el primer y más importante paso para poder ser los protagonistas de nuestra vida.

PÍLDORA EMOCIONAL: «RECONOCER LAS EMOCIONES»

  • En esta primera «Píldora emocional» vamos a comenzar trabajando y poniendo en práctica el reconocimiento de las emociones y sus efectos. Las emociones pueden aprenderse y desarrollarse, son mecanismos que nos permiten adaptarnos a nuestro mundo tanto interior como exterior. Las personas que cuentan con alta inteligencia emocional tienen la capacidad de ajustar sus comportamientos y emociones a las situaciones, por su capacidad para reconocer sus propias emociones y las de los demás.
  • ¿Cómo lo haremos? con la ayuda de emojis con diversas expresiones y sentimientos, Buscamos algunos y realizamos la actividad del siguiente modo:
  1. Cogemos un emoji o varios.
  2. En el móvil o en un espejo expresamos esta emoción hasta estar convencidos de que es la correcta, que es así como expresamos esta emoción o sentimiento.
  3. Si la realizamos en grupo cada uno expresa la emoción y el resto debe adivinarla. Si lo hacemos sin grupo, buscamos a alguien para hacer esta actividad o le enviamos una foto para que adivine «cómo me siento», no sólo nos ayudará a ver cómo andamos de reconocimiento de emociones, sino que además, crearemos vínculos con esa persona y nos divertiremos un rato.
    NOTA: Una variación de la actividad, la más rápida, es el juego del espejo, en parejas expresamos el sentimiento con gestos y movimientos para que la otra persona (Nuestro reflejo) nos imite y llegue a reconocer ese sentimiento que estamos expresando. Después lo hace al otra persona. Pedimos que entre los dos cuenten qué le ha podido suceder a su emoji para que esté así. Se amplia el juego en grupos de cuatro y creando una historia con los emojis, una vez hecha se representa o se lee.
    • Siempre terminamos con estas preguntas: ¿Qué hemos aprendido? ¿Qué me llevo de esta actividad?

«Cuando las emociones se hacen creativas» (Proyecto primero)

Ser conscientes de nuestras emociones y sentimientos, ver como lo expresarlos con el cuerpo, qué pensamientos nos generan y a qué acciones nos llevan.

TODO COMIENZA EN TI

La respuesta que demos a esta pregunta ¿quién soy? será el principio, el comienzo hacia nuestra realización personal y emocional. No es una pregunta nueva, claro que no, pero lo que sí sabemos es que nunca es definitiva, porque jamás dejamos de crecer, cambiar y madurar como personas. El autoconocimiento lleva toda la vida y nunca dejamos de sorprendernos de lo que somos capaces de hacer, sentir, imaginar.

Nuestro punto de referencia para saber si vamos por el buen camino hacia la felicidad y realización personal es la fe que tenemos en nosotros mismos. La percepción de lo que valemos y lo que podemos, para tener una visión positiva de lo que somos, valemos y hacemos.

  1. Haz un autorretrato de tu forma de ser, comportarte, valorarte,
    vivir tu día a día en tus lugares habituales y con las personas
    con las que convives.
  2. Obsérvate desde fuera cuando te enfadas, cabreas, pierdes los
    nervios, etc. ¿Qué ves? ¿Te gustas? ¿Qué puedes hacer?

(«Cuando las emociones se hacen creativas» proyecto 1)

La gestión emocional comienza y se fundamenta en el autoconcepto, cuanto más nos conozcamos mejor

CONOCERSE Y RECONOCERSE

Ser uno mismo, conocerse y valorarse, hemos de dar un paso más en nuestro crecimiento en inteligencia emocional con la conciencia de lo que vivimos y somos. Cada decisión, cada proceso, lo hacemos desde nuestra propia responsabilidad e iniciativa. Es entonces cuando maduramos. Ya no son otros los que nos lo han pedido, ya no es la culpa de otro, somos los protagonistas de nuestra vida en lo bueno y en lo difícil. Entonces es cuando vivimos de verdad. Si nos pasamos la vida pensando en lo que pudimos y no hicimos, lo que podríamos ser y no somos, etc. Si además nos pasamos el tiempo comparándonos con los demás, ¿dónde está nuestra vida? Si no nos gusta lo que somos, hay que cambiar; si nos gustaría ser otra cosa, trabajemos por conseguirlo. Solamente nosotros tenemos las riendas de nuestra vida y solo nosotros podemos y debemos hacer de la vida un camino maravilloso en el que seamos los verdaderos protagonistas. (Prácticas 3 «Más emociones creativas»)

Conocerse bien es el primer y más importante paso para poder ser los protagonistas de nuestra vida

SER FELICES

La FELICIDAD está en cada uno de nosotros, no busquemos fuera lo que está en el interior. La felicidad no se busca, se encuentra. No se trata de hacer sino de SER y comienza conociéndonos y, sobre todo, reconociéndonos y desde ahí compartir generosamente lo que somos con los demás, es en este «darse» cuando la felicidad adquiere sentido. Estamos inmersos en una sociedad que nos llena de cosas, de ideas y expectativas de una felicidad momentánea y efímera que nos genera decepción y ansiedad. Recordemos que la vida es un camino personal, desde lo que somos y cada paso tenemos que vividlo con consciencia e ilusión hacia lo que queremos alcanzar como personas, ahí está el secreto de la felicidad. (Prácticas 10 «Emociones creativas» y 32 de «Más emociones creativas»)

La felicidad depende de la actitud con que vivimos cada experiencia, cada momento

SIN ETIQUETAS

Lo que comienza con un simple comentario, reproche, comparación, adjetivo calificativo…»eres tonto» «pero que vago eres» «jamás podrás lograrlo» «dame, que tu no sabes» «eres la alegría de la huerta» etc… con el tiempo, si no somos conscientes de ello se van arraigando en nuestro ser hasta convertirse en creencias, ideas falsas sobre nosotros que aceptamos, El autoconocimiento y al confianza en nosotros mismos, eliminan estas etiquetas y rompen las creencias dejándonos ser lo nosotros mismos con nuestros defectos, manías y virtudes. Prácticas 30 de «Más emociones creativas»

Nuestras creencias se convierten en la mayoría de las veces en creencias limitantes que  nos impiden ser nosotros mismos

QUIÉN SOY

Sin ninguna duda nos pasamos la vida «haciéndonos» y lo hacemos desde lo que vemos en nuestro entorno cercano imitando aquello que nos gusta de los demás, pero lo realmente importante es hacerlo reconociéndonos, valorándonos y confiando en lo que somos y tenemos. El encuentro personal con nosotros mismos logrará que nos respetamos y amemos. Dedicar tiempo al autoconocimiento para ser la mejor versión de nosotros mismos. Tanto en «Emociones creativas» como en «Más emociones creativas» muchas encontramos prácticas  para trabajar el autoconocimiento.

Conocerse es una labor diaria y a tiempo completo, la aventura apasionante de descubrir quién eres

CONOCERSE PARA DARSE

El autoconcepto, el autoconocimiento, la autoestima… son tan importantes para nuestro desarrollo personal que cuando somos capaces de adquirir las habilidades necesarias de esta competencia emocional, no solamente seremos y estaremos mejor, sino que además, cada una de las decisiones que tomemos en nuestra vida lo haremos de acuerdo a lo que somos y con una gran generosidad hacia los demás. Las prácticas de «Emociones creativas» 5 y 6 puedes trabajar estos temas.

Seas cómo seas, tengas lo que tengas tú siempre tienes la última palabra y el corazón listo para dar amor y alegría

CONSCIENTES Y FELICES

CONOCERSE PARA QUERERSE

Del libro “Sé amigo de ti mismo” de José-Vicente Bonet descubrimos las AES de la autoestima. Necesitamos cambiar nuestro modo de pensar sobre nosotros mismos, vivir y potenciar nuestras virtudes y mejorar nuestras carencias. Se trata de trabajar diariamente para lograr ser la mejor versión de uno mismo. Las AES de Bonet que nos llevan a una sana autoestima son:

Aprecio a uno mismo como persona con nuestras cualidades y defectos.

Aceptación de lo que somos, también de nuestros fracasos y errores. Nos podemos equivocar y es algo tan importante como los logros, porque de ello aprendemos y crecemos.

Afecto con uno mismo, todo comienza en ti y por ti.

Atención a lo que necesitas y qué debes hacer o dejar de hacerlo

«Sé amigo de ti mismo y tu yo quedará satisfecho y te dejará en libertad para amar a tu prójimo» Tony de Mello

Encontrarás reflexiones al respecto en las prácticas 6 de «Emociones creativas»

No basta con conocerse, hay que dar el paso para amarse con naturalidad y respeto a uno mismo