RECOMENZAMOS

Jamás comenzamos partiendo desde cero, siempre hay una experiencia previa y mucho aprendizaje. Por eso no comenzamos, recomenzamos, continuamos creciendo, caminando, avanzando y compartiendo todo lo que somos y tenemos. Lo importante es comenzar con un plan como parte esencial de que nos de la motivación necesaria para hacer proyecto con formación, preparación y entrenamiento para lograr nuestras metas, objetivos y querer mejorar. Comencemos nuestro proyecto personal con los siguientes pasos: Análisis de la situación actual desde la que partimos y las necesidades que tenemos, diseño de un programa de actuación, puesta en marcha y un buen plan de evaluación y seguimiento. ¿Comenzamos? Qué importante es hacerlo con un buen plan flexible, pero muy claro y concreto (Prácticas 2 «Más emociones creativas»)

MISIÓN, VISIÓN

Misión, visión, valores son necesarios para identificar nuestras
competencias emocionales y hacer posible un buen proyecto de
vida. Conocer las herramientas necesarias para construir nuestro
plan es parte esencial para conseguir alcanzar aquello que
soñamos. Necesitamos formación, preparación y entrenamiento
para lograr nuestras metas y objetivos y ser la mejor versión de
nosotros mismos. En todo comienzo necesitamos tener muy claro lo que necesitamos y lo que podemos hacer. Si con «Emociones creativas» lo hemos comenzado, «Más emociones creativas» nos hace profundizar y mejorar esas herramientas.

Todo aprendizaje tiene su parte emocional; busquemos las herramientas necesarias para lograr ser la mejor versión de nosotros mismos.

RECOMENZAR

Cuando comenzamos de nuevo, aunque sea con la misma actividad, es imprescindible marcarse metas y objetivos. Programar como una necesidad que nos permite la valoración y transformación del proceso desde su inicio hasta su consecución. La reflexión sobre lo que queremos y podemos hacer y finalmente la evaluación del mismo. Programar es decidir y explicitar el camino para lograr un objetivo.

Solo tenemos una vida por vivir, y solo tenemos una oportunidad para hacer las cosas que deseamos hacer. Comenzar de nuevo, una nueva etapa siempre es una oportunidad.

LA ILUSIÓN DEL PRINCIPIO

Todo comienzo tiene que ser un momento, no exento de miedos y nervios, de ilusión y esperanza, como un reto ante el camino que se nos presenta por delante. La ilusión es fundamental para que este camino sea el que queremos, aunque sea sólo como proceso hacía otro que nos facilitará alcanzar nuestras metas.

Comenzar con ilusión. Desear que todo nos vaya bien y consigamos nuestros objetivos