¿Y SI LOS SUEÑOS FUERAN METAS?

Todo lo importante de nuestra vida comienza con y por un sueño. Desde muy pequeños soñamos con lograr aquello que deseamos. Muchas veces se queda en eso, en un sueño, pero en otras ocasiones nos impulsa a trabajar para lograrlo y ponemos toda nuestra energía, ilusión, esfuerzo y capacidades. Un sueño deja de serlo cuando somos capaces de transformarlo en un proyecto basado en nuestras capacidades, habilidades y herramientas y vamos a por todas con ahínco y perseverancia, positividad e ilusión. No dejemos jamás de soñar y trabajar para que esos sueños se cumplan.

Pero ¿y si esos sueños los hacemos metas? Los sueños son la base de nuestras metas y de nuestro desarrollo personal, pero los sueños sin acción no llegarán por sí solos. En el preciso momento en el que decidamos que vamos a por un sueño, mente, cuerpo y sentimientos se pondrán en acción y, si no es así, no es nuestro sueño. Tener un sueño nos aporta la motivación necesaria para trabajar por el logro de lo que deseamos, es un verdadero impulsor emocional.

Los sueños son el motor que nos impulsa para hacer realidad lo que deseamos en la vida

PROPUESTA DE TRABAJO

  • Comienza esta actividad dejando a un lado tu ser más racional y busca lo creativo y original que tienes y eres.
  • Todo es cuestión de soñar. ¿Ya tienes un sueño? pues dedica un tiempo y un espacio para recordarlo, revivirlo y redactarlo. Si no lo tienes, sueña, sueña mucho y a lo grande.
  • Ahora, sé lo más creativo que puedas, sin forzar nada, simplemente déjate llevar. Dibuja un camino donde se vea muy claramente la salida y la meta. Tan largo como quieras, lo importante es que lo decores y personalices. Utiliza todas las técnicas que se te ocurran y disfruta mucho en el proceso creativo.
  • En la salida escribe o dibuja, o las dos cosas, tu situación actual, de la que partes, lo que llevas en la mochila como recursos para avanzar en el camino, con lo que cuentas: valores, habilidades, experiencias, ilusiones, etc.
    En la meta escribe o dibuja, o ambas, el sueño hacia al que te diriges.
  • Marca en el camino diversos momentos (acciones, objetivos a corto plazo, etc.) que te van a ayudar a avanzar o son necesarios para llegar a tu meta. En este punto aclaramos que se puede ir completando conforme vayamos haciendo el recorrido; logros, aprendizajes, dificultades, personas que nos vamos encontrando…porque el camino es VIDA.
  • Pon esta creación en un lugar visible y que te recuerde que estás en CAMINO.
  • ¿Qué te parece la idea? Cuando llegues a la meta es muy importante que tengas muy cerca este camino y veas que “todo sueño se puede hacer realidad si te pones en camino hacia la meta” cuentas con todo lo necesario para lograrlo, si no es así, lo busca lo que necesitas y si aun así no lo consigues, lo que hayas avanzado ya es un gran logro, y posiblemente ese sueño no era el tuyo.

SÉ CREATIVO

Una de las herramientas para ser emocionalmente competente es la creatividad, ¿por qué? porque es con el pensamiento creativo como avanzamos y mejoramos, es con creatividad como buscamos soluciones a algún problema y no nos quedarnos con lo primero o lo de siempre, sino buscar todas las posibilidades. En estos días tenemos que trabajar, desde la creatividad, todas nuestras capacidades, habilidades, recursos personales, cualidades y experiencia de vida para no perdernos en la rutina y el aburrimiento. Seamos originales y flexibles y arriesguémonos a hacer cosas nuevas o, por lo menos, de forma diferente.

Nos hemos acostumbrado a hacer y seguir unas pautas y normas de conductas y comportamientos en nuestra vida y cuando llega un momento o situación totalmente distinta y que nos rompe nuestra rutina no sabemos qué hacer ni cómo hacerlo. Por eso es ten importan el pensamiento creativo en estos momentos, porque nos hace percibir de manera diferente la realidad, porque la vemos desde una nueva óptica y nos abre la mente y sentimientos a otras realidades posibles.

COMENZAMOS: Desde hoy mismo vas ha hacer un ejercicio de curiosidad: pregúntate por las cosas que haces, piensas, crees…

  1. Piensa en alguna actividad que realizas y no te gusta nada, es muy tediosa o incluso te disgusta hacerla. ¿Ya la tienes?
  2. Ahora lo contrario: Piensa es esas actividades o tareas que te encanta hacer y te motivan.
  3. Muy bien, la creatividad consiste en mezclarlas, es decir,
    ¿cómo hacer las primeras más motivadoras con la ayuda de las segundas?
  4. Piensa en lo que te proporcionará este simple ejercicio; simplemente un cambio de manera de realizar esta tarea puede ser la solución.

Otra actividad posible para estos días y para siempre, es crear en un lugar visible de tu casa o despacho, un panel donde poner una imagen, una frase, un deseo…, para cada día de la semana.
Podemos preparar las frases, imágenes, etc., un día e ir poniéndolos
todos a modo de planing semanal o ir improvisando conforme las necesidades de motivación que tengamos, lo importante es dedicar un momento del día para pensar en un mensaje motivador y decorarlo al máximo (Que esta actividad se muy creativa)
Si lo hacemos con otros o en familia, buscamos un momento para que cada uno piense una fresa, un mensaje, etc. lo decore y lo comparta con los demás poniéndolo en un lugar visible.

Por último, hagamos un cuaderno de bitácora con fecha, escribiendo todo vamos haciendo de manera creativa a lo largo del día, la semana: con sus pensamientos, acciones, sentimientos, etc. Es una forma de visualizar todo lo que somos capaces de hacer con imaginación y muchísima creatividad.

Además de todo lo que se nos ocurra para potenciar esta herramienta tan importante como es la CREATIVIDAD.

Veamos todas las posibilidades, no nos quedemos con el primer pensamiento e idea. Seamos creativos.

LO MEJOR QUE TENEMOS ES SER COMO SOMOS

Retomamos el tema de la gestión emocional centrándola en dos aspectos fundamentales de la inteligencia emocional, la buena interpretación de lo que sentimos y la capacidad de ser creativos, porque de este modo haremos que nuestra vivencia emocional que sean una verdadera oportunidad para aprender y crecer, de ilusionarnos por lo que vivimos siendo conscientes de lo que valemos. Les invito a volver a las prácticas 8 y 9 disfrutando de cada experiencia.

La inteligencia emocional nos ayuda a reinventarnos con creatividad cada día