PARA TERMINAR EL AÑO

Les invito a realizar un ejercicio de memoria emocional en el diario de sentimientos. Se trata de, a modo de bocadillos o nubes, poner los nombres de  los meses  y escribir en cada uno de los 12 al menos una cosa por la que ese mes fue importante, espacial o simplemente para recordar. Al terminar la actividad tendrás 12 razones por las que este año que terminamos ha merecido la pena. ¿Te animas?

Cuanto mayor objetividad y equilibrio tengamos en el balance del año. más autentico y útil será.