NO CONTROLES

Vamos a por la quinta «Píldora emocional» con la que conoceremos y trabajaremos una herramienta muy potente para gestionar nuestras emociones. Necesitamos expresar lo que sentimos y conectar con lo que sentimos; es necesario liberar esas emociones para conocerlas. No se trata de controlar nuestras emociones, tenemos que permitir sentir y conectar con esa emoción sin juzgar, solamente centrase en esa emoción.

Redactar textos, escribir cartas, hacer mapas mentales, utilizar signos y símbolos, etc., en un diario es lo ideal para abrir nuestro interior y darnos a conocer el cómo estamos. Una vez escrito y expresado, podemos observar nuestro “retrato” emocional y darnos cuenta de si lo que estamos haciendo, nuestras acciones y pensamientos, se corresponden a lo que realmente sentimos; nos ayuda a priorizar y avanzar.

¿Cómo lo haremos? con nuestro diario de sentimientos. Las preguntas son las de siempre: ¿Cómo me siento? ¿Dónde lo siento?… pero la añadiremos alguna otra: ¿Qué ha causado esta emoción? ¿Me sucede a menudo? y desde ahí vamos a gestionarlas con las preguntas: ¿Qué necesito? ¿Qué voy a hacer? La expresión escrita y, si es posible, creativa, es un instrumento muy eficaz para liberar y reconocer emociones.

  1. Primero, toma conciencia de qué cosas te desestabilizan emocionalmente y sus consecuencias.
  2. Segundo, mira qué es lo que quieres lograr para que no te afecte, te sientas mejor y qué te va a aportar este cambio.
  3. Tercero, prevé qué vas a hacer la próxima vez que te ocurra: concreto y específico.
  4. Por último, planifica qué vas a hacer previamente para pre- pararte, qué técnicas vas a practicar.

«Más emociones creativas» (Adaptado de las prácticas 7 Y 8)

Puedo saber cómo soy, cómo me siento y dónde estoy, por medio de la escritura emocional y desde ahí gestionar lo que siento.

PÍLDORA EMOCIONAL: «Mi yo crítico»

En esta tercera «píldora emocional» trabajamos esa vocecilla interior que en muchísimas ocasiones nos machaca cuando nos equivocamos o cometemos un error y le damos muchas vueltas, una y otra vez, causándonos muchísimo más daño que beneficio. ¿Qué podemos hacer? Con esta píldora emocional vamos a intentar adquirir alguna habilidad para cambiar nuestro «Yo crítico» por nuestro «Yo guía»

¿Cómo lo haremos? Siguiendo una rutina cada vez que aparezca esa voz en mi vida con los siguientes pasos:

  1. Busca un lugar y espacio cómodo y lo más apartado posible para que nada ni nadie te moleste. Puedes practicar la actividad común 1 de «Emociones creativas» «Más emociones creativas»
  2. Una vez tranquilo, comienza, en el diario de sentimientos a escribir todo lo que sientes, cómo lo sientes, cómo te afecta… cuando cometes un error o fallas en algo y pregúntate ¿Qué pensamientos tengo cuando me equivoco, cometo un error, etc.?¿Qué me digo a mí mismo? ¿Cuál es mi autocrítica? ¿Soy tolerante o mas bien intransigente?
  3. Ahora sepárate de ti, mírate desde fuera y observa lo que ves para reconocer que esa “voz” interior, que no es tu esencia, puede que sea algo mío o no. ¿Te ves reflejado e lo que ves? ¿Es algo que haces siempre o en esta ocasión? Piensa que es algo que «etiquetas» con tus creencias, ideas preconcebidas, experiencias previas, etc.
  4. ¿Comprendes de qué te quiere proteger el «yo crítico» con estos pensamientos? ¿Qué necesito? ¿Qué emociones estoy bloqueando?
  5. Por ultimo, Escucha al «yo guía» es el que realmente te ayudará a ser totalmente tú y a hacer las cosas con naturalidad. Responde: ¿Cómo puedo gestionar esas emociones que me surgen desde el «yo crítico»? TAREA: Debo cambiar los mensajes y el lenguaje conmigo mismo y actuar en consecuencia. ¿Cómo? Cambiando mi lenguaje interno para cambiar los pensamientos y sentimientos negativos. Por ejemplo, cambia la frase que te dice el yo crítico por otra positiva, esto es, en lugar de “soy tonto” cuando algo no te sale bien, decirte:“ no soy tonto, simplemente tengo que aprender más”.

Como ves esta píldora requiere mucho tiempo de práctica y paciencia contigo mismo, al principio te costará porque el «Yo critico» tiene mucha fuerza en tu vida. Ánimo

Adaptado de la actividad 11 «Más emociones creativas»

Cambia el pensamiento y cambiarás el sentimiento

TODO COMIENZA EN TI

La respuesta que demos a esta pregunta ¿quién soy? será el principio, el comienzo hacia nuestra realización personal y emocional. No es una pregunta nueva, claro que no, pero lo que sí sabemos es que nunca es definitiva, porque jamás dejamos de crecer, cambiar y madurar como personas. El autoconocimiento lleva toda la vida y nunca dejamos de sorprendernos de lo que somos capaces de hacer, sentir, imaginar.

Nuestro punto de referencia para saber si vamos por el buen camino hacia la felicidad y realización personal es la fe que tenemos en nosotros mismos. La percepción de lo que valemos y lo que podemos, para tener una visión positiva de lo que somos, valemos y hacemos.

  1. Haz un autorretrato de tu forma de ser, comportarte, valorarte,
    vivir tu día a día en tus lugares habituales y con las personas
    con las que convives.
  2. Obsérvate desde fuera cuando te enfadas, cabreas, pierdes los
    nervios, etc. ¿Qué ves? ¿Te gustas? ¿Qué puedes hacer?

(«Cuando las emociones se hacen creativas» proyecto 1)

La gestión emocional comienza y se fundamenta en el autoconcepto, cuanto más nos conozcamos mejor

CONOCER PARA HACER

El trabajo de la inteligencia emocional supone adquirir una serie de habilidades que, con mucha práctica, vamos aprendiendo y nos facilitan el logro de aquello que queremos ser y conseguir. Percibir y ser conscientes de lo qué siento y sienten los demás estando atentos a el cómo las expresamos y sus consecuencias, reconociendo las acciones que provocan, los pensamientos que generan y cómo nos afectan en nuestro día a día, aceptarlos y buscar soluciones con un buen plan de regulación personal. ¿Cómo nos sentimos? ¿Por qué? ¿Cuáles son sus consecuencias? ¿Qué puedo hacer para cambiar los pensamientos negativos que generan algunas emociones? ¿Qué necesito para lograrlo?

La cuestión no está en tener emociones, está en saber qué hacer con ellas para estar y ser mejores

EN LO COTIDIANO ESTÁ LA RESPUESTA

Realmente es en el día a día, en lo pequeño y rutinario donde nos demostramos si vamos por el buen camino en nuestro crecimiento emocional. Se trata de vivir con consciencia los problemas y dificultades cotidianos y gestionar las emociones que surgen en esos momentos de manera adecuad. Debemos buscar los recursos necesarios y practicar diversas habilidades para que nos afecten lo menos posible o, al menos, de manera serena y equilibrada. Si logramos esto en lo pequeño estaremos preparados para cuando venga algo mayor.

En la respuesta que damos a los problemas simples y cotidianos es donde descubrimos si realmente gestionamos bien nuestras emociones

LO MEJOR QUE TENEMOS ES SER COMO SOMOS

Retomamos el tema de la gestión emocional centrándola en dos aspectos fundamentales de la inteligencia emocional, la buena interpretación de lo que sentimos y la capacidad de ser creativos, porque de este modo haremos que nuestra vivencia emocional que sean una verdadera oportunidad para aprender y crecer, de ilusionarnos por lo que vivimos siendo conscientes de lo que valemos. Les invito a volver a las prácticas 8 y 9 disfrutando de cada experiencia.

La inteligencia emocional nos ayuda a reinventarnos con creatividad cada día

EN LO BUENO Y EN LO MALO

Todo en la vida es aprendizaje, crecimiento y camino. Cuando aprendemos esta lección vital somos capaces de experimentar y entender que tanto los buenos como los malos momentos son experiencias. Ahora que terminamos un año es el momento de ser conscientes de lo vivido, de preguntarnos si realmente hemos disfrutado de cada momento, si este año ha sido especial por algo, qué personas, acontecimientos o circunstancias serán parte fundamental de nuestra historia personal. (Prácticas 13)

Disfrutemos de los logros y avances en nuestra vida. Seamos los protagonistas de nuestra historia personal.

LO PRIMERO ES SABER Y CONOCER

Cuando comenzamos a trabajar la inteligencia emocional descubrimos que lo primero y principal es conocer y reconocer nuestras emociones y sentimientos.  En «Emociones creaticas», nos preguntamos constantemente: ¿Cómo me siento? ¿Cómo lo siento? ¿En dónde lo noto? ¿Con qué intensidad? ¿Cómo me afecta? ¿Cómo lo expreso? Esto nos facilitará el poder regular las emociones que no nos hagan ser y estar bien o, al menos, no me entorpezcan a mi camino hacía tu meta. Me preguntarás cómo y te ofrezco dos formas: por medio de técnicas corporales (Respiración, relajación, ejercicio físico, alimentación sana, etc) y por medio de cambio de lo pensamientos (Técnica de centrarse en lo positivo, preguntarse si lo que siento me ayuda o perjudica, cómo debería sentirme en este momento, qué pensamiento necesito para cambiar este sentimiento, etc)

Recordemos que lo importante es ser los únicos protagonistas de nuestra vida, de nuestras emociones

Debemos regular nuestras emociones siendo conscientes de lo que sentimos y cómo nos afecta y afecta