DESDE EL SILENCIO

Comenzamos esta semana con las prácticas de silencio con el alumnado de 2º de Bachillerato y aprovecho para animar a hacer silencio en nuestra vida. Busquemos momentos a lo largo de la semana para hacer silencio interior y exterior. En silencio nos encontramos con nosotros mismos, vemos por dónde vamos y cómo vamos, lo que necesitamos y podemos hacer, pero sobre todo escucharnos desde lo más profundo de nuestro ser. Comencemos con pequeños momentos de silencio. No tengamos miedo, el silencio nos cura y ayuda. Prácticas 21 «Más emociones creativas»

Lo más bello del silencio es que nos obliga a adentrarnos en nosotros mismos y reconocernos

PARAR PARA SENTIR

El invierno nos invita a dedicar un tiempo para parar, descansar, reflexionar… un tiempo para recargarse y reencontrarse. Si paramos podemos ver y sentir por dónde vamos, cómo vamos y hacia dónde nos dirigimos. Profundizar en lo más hondo de nuestro ser y sentirnos. Es el momento del silencio exterior e interior, de descansar, cuidarnos y querernos. Invito a dedicar un momento al día para hacer este ejercicio tan importante y necesario en nuestra vida. El diario de sentimientos es un gran aliado para este tiempo. Tanto en «Emociones creativas»  (Prácticas 4) como en «Más emociones creativas» (Prácticas 6) nos encontramos con prácticas y actividades para facilitarnos este ejercicio.

Cada día, cada momento tenemos que vivirlo con intensidad para ser conscientes de nuestra vida, por eso es imprescindible PARAR, descansar y reponer energía

ES TIEMPO DE PARAR

Siempre es un buen momento para parar, mirar por dónde vamos y hacia dónde nos dirigimos, pero hay épocas del año que favorecen el poder dedicar tiempo a detenerse y reflexionar sobre las cosas realmente importantes de la vida. Conocerse y reconocerse en el silencio y la soledad. Las vacaciones pueden ser un buen momento. En el manual, las prácticas 4 te ayudarán a trabajar. Comienza por las actividades comunes.

Necesitamos parar, callar, descansar, buscar en silencio nuestra esencia y volver con más fuerza

SER EN PRESENTE

Ser en presente, ser presente. Vivir en presente es verdadero regalo…paremos y seamos conscientes de por dónde vamos, cómo vamos y para qué vamos disfrutando de cada momento y experiencia de nuestro día a día y cambiará la percepción de lo qué vivimos. Detenernos, mirar, reflexionar y después actuar, esta es la forma de cambiar aquello que no nos hace ser y estar bien. La vida es demasiado breve para perdérsela. Repasa las prácticas 32

 

Seamos conscientes de cada instante y transmitimos alegría a nuestro alrededor

REENCONTRARSE

Cuando descubrimos la necesidad de parar y comprendemos que es importante detenernos en el camino y «mirarnos sin prisa pero con pausa», somos capaces de reconocernos, sentirnos y escucharnos.

En la práctica primera del manual damos unas recomendaciones y comenzamos las prácticas emocionales siguiendo un proceso que nos puede ayudar a ir adquiriendo el hábito de parar todos los días para recargarnos, llenarnos, descansar y preguntarnos cómo estamos. Seamos constantes y pacientes con nosotros porque no es sencillo este ejercicio.

Aprender a parar, a detenerse y mirar por dónde andas y cómo sientes. Reencontrarse