«EN CAMINO…»

Cuando emprendemos un camino en la vida, sea el que sea, tenemos que tener muy claras las respuestas a estas preguntas por qué y para qué comenzamos este camino, este proyecto; es algo que nos ayudará a no perder de vista la meta que pretendemos lograr en la vida para ser felices y plenos. Este para qué es en realidad el propósito que nos hace ser personas con sentido y felices y nos impulsa a caminar hacia adelante. Es lo que nos da la dirección, lo que saca de nosotros lo mejor y nos orienta en la vida. Sentir que tenemos un propósito en la vida, una misión, nos hace ser y vivir siempre en camino. Para poder encontrarlo es necesario que este esté conectado con lo que nos apasiona e impulsa a seguir adelante con esfuerzo y constancia. Es centrarse en lo que somos y hacer que nuestra vida tenga sentido y significado. Te invito a responder a esta pregunta, toma el tiempo que necesites y busca espacios para estar en silencio. ¿Cuál es mi misión en esta vida? ¿Qué tengo como cualidades, habilidades, etc. que me hacen ser único? ¿Qué puedo aportar yo al mundo para hacerlo mejor? Adelante, comienza el camino de tu vida. (Prácticas 26 de «Emociones creativas» 2 y 22 «Más emociones creativas» Proyecto 2 «Cuando las emociones se hacen creativas»

Descubrir cuál es nuestra misión en la vida debe convertirse en una prioridad

RECOMENZAMOS

Jamás comenzamos partiendo desde cero, siempre hay una experiencia previa y mucho aprendizaje. Por eso no comenzamos, recomenzamos, continuamos creciendo, caminando, avanzando y compartiendo todo lo que somos y tenemos. Lo importante es comenzar con un plan como parte esencial de que nos de la motivación necesaria para hacer proyecto con formación, preparación y entrenamiento para lograr nuestras metas, objetivos y querer mejorar. Comencemos nuestro proyecto personal con los siguientes pasos: Análisis de la situación actual desde la que partimos y las necesidades que tenemos, diseño de un programa de actuación, puesta en marcha y un buen plan de evaluación y seguimiento. ¿Comenzamos? Qué importante es hacerlo con un buen plan flexible, pero muy claro y concreto (Prácticas 2 «Más emociones creativas»)

CÓMO TRABAJAR EL PROYECTO «EMOCIONES CREATIVAS»

Los manuales “emociones creativas” son un proyecto y como tal tenemos que trabajarlo.

Con el primer manual “Emociones creativas” de manera muy sencilla, fresca, dinámica y práctica comenzamos a familiarizarnos con la manera de trabajar y vivenciar cada una de las propuestas que aparecen y sin un orden concreto, de ahí que se pueda comenzar por cualquier bloque de prácticas o incluso solo con algunas actividades. Lo importante es generar un buen hábito de trabajo en distintas habilidades y capacidades de inteligencia emocional. El segundo manual “Más emociones creativas” se trata de continuar con el esquema de trabajo del primero pero en esta ocasión profundizando en lo importante de la inteligencia emocional con nuevas propuestas y herramientas de trabajo. Tanto en el primero como en su profundización lo realmente importante es vivirlo personalmente, creerse lo trabajado y practicar, practicar, practicar para una vez interiorizado llevarlo al ámbito de la vida que deseemos, en nuestro caso la clase de Religión, o cualquier otra materia, pero es igualmente eficaz en la familia, los grupos de trabajo, la catequesis, etc. finalmente, nace “Cuando las emociones se hacen creativas” como un prácticum para por medio de cuatro caminos en forma de proyectos de trabajo, aplicar todo lo interiorizado y practicado en los dos anteriores manuales en cualquier ámbito de nuestra vida: personal, educativa, familiar, laboral, catequética, etc…

Desarrollar una sana inteligencia emocional lleva tiempo y esfuerzo. Por eso cuanto antes comencemos, mucho mejor.