¿Y SI LOS SUEÑOS FUERAN METAS?

Todo lo importante de nuestra vida comienza con y por un sueño. Desde muy pequeños soñamos con lograr aquello que deseamos. Muchas veces se queda en eso, en un sueño, pero en otras ocasiones nos impulsa a trabajar para lograrlo y ponemos toda nuestra energía, ilusión, esfuerzo y capacidades. Un sueño deja de serlo cuando somos capaces de transformarlo en un proyecto basado en nuestras capacidades, habilidades y herramientas y vamos a por todas con ahínco y perseverancia, positividad e ilusión. No dejemos jamás de soñar y trabajar para que esos sueños se cumplan.

Pero ¿y si esos sueños los hacemos metas? Los sueños son la base de nuestras metas y de nuestro desarrollo personal, pero los sueños sin acción no llegarán por sí solos. En el preciso momento en el que decidamos que vamos a por un sueño, mente, cuerpo y sentimientos se pondrán en acción y, si no es así, no es nuestro sueño. Tener un sueño nos aporta la motivación necesaria para trabajar por el logro de lo que deseamos, es un verdadero impulsor emocional.

Los sueños son el motor que nos impulsa para hacer realidad lo que deseamos en la vida

PROPUESTA DE TRABAJO

  • Comienza esta actividad dejando a un lado tu ser más racional y busca lo creativo y original que tienes y eres.
  • Todo es cuestión de soñar. ¿Ya tienes un sueño? pues dedica un tiempo y un espacio para recordarlo, revivirlo y redactarlo. Si no lo tienes, sueña, sueña mucho y a lo grande.
  • Ahora, sé lo más creativo que puedas, sin forzar nada, simplemente déjate llevar. Dibuja un camino donde se vea muy claramente la salida y la meta. Tan largo como quieras, lo importante es que lo decores y personalices. Utiliza todas las técnicas que se te ocurran y disfruta mucho en el proceso creativo.
  • En la salida escribe o dibuja, o las dos cosas, tu situación actual, de la que partes, lo que llevas en la mochila como recursos para avanzar en el camino, con lo que cuentas: valores, habilidades, experiencias, ilusiones, etc.
    En la meta escribe o dibuja, o ambas, el sueño hacia al que te diriges.
  • Marca en el camino diversos momentos (acciones, objetivos a corto plazo, etc.) que te van a ayudar a avanzar o son necesarios para llegar a tu meta. En este punto aclaramos que se puede ir completando conforme vayamos haciendo el recorrido; logros, aprendizajes, dificultades, personas que nos vamos encontrando…porque el camino es VIDA.
  • Pon esta creación en un lugar visible y que te recuerde que estás en CAMINO.
  • ¿Qué te parece la idea? Cuando llegues a la meta es muy importante que tengas muy cerca este camino y veas que “todo sueño se puede hacer realidad si te pones en camino hacia la meta” cuentas con todo lo necesario para lograrlo, si no es así, lo busca lo que necesitas y si aun así no lo consigues, lo que hayas avanzado ya es un gran logro, y posiblemente ese sueño no era el tuyo.

«EN CAMINO…»

Cuando emprendemos un camino en la vida, sea el que sea, tenemos que tener muy claras las respuestas a estas preguntas por qué y para qué comenzamos este camino, este proyecto; es algo que nos ayudará a no perder de vista la meta que pretendemos lograr en la vida para ser felices y plenos. Este para qué es en realidad el propósito que nos hace ser personas con sentido y felices y nos impulsa a caminar hacia adelante. Es lo que nos da la dirección, lo que saca de nosotros lo mejor y nos orienta en la vida. Sentir que tenemos un propósito en la vida, una misión, nos hace ser y vivir siempre en camino. Para poder encontrarlo es necesario que este esté conectado con lo que nos apasiona e impulsa a seguir adelante con esfuerzo y constancia. Es centrarse en lo que somos y hacer que nuestra vida tenga sentido y significado. Te invito a responder a esta pregunta, toma el tiempo que necesites y busca espacios para estar en silencio. ¿Cuál es mi misión en esta vida? ¿Qué tengo como cualidades, habilidades, etc. que me hacen ser único? ¿Qué puedo aportar yo al mundo para hacerlo mejor? Adelante, comienza el camino de tu vida. (Prácticas 26 de «Emociones creativas» 2 y 22 «Más emociones creativas» Proyecto 2 «Cuando las emociones se hacen creativas»

Descubrir cuál es nuestra misión en la vida debe convertirse en una prioridad

RECOMENZAMOS

Jamás comenzamos partiendo desde cero, siempre hay una experiencia previa y mucho aprendizaje. Por eso no comenzamos, recomenzamos, continuamos creciendo, caminando, avanzando y compartiendo todo lo que somos y tenemos. Lo importante es comenzar con un plan como parte esencial de que nos de la motivación necesaria para hacer proyecto con formación, preparación y entrenamiento para lograr nuestras metas, objetivos y querer mejorar. Comencemos nuestro proyecto personal con los siguientes pasos: Análisis de la situación actual desde la que partimos y las necesidades que tenemos, diseño de un programa de actuación, puesta en marcha y un buen plan de evaluación y seguimiento. ¿Comenzamos? Qué importante es hacerlo con un buen plan flexible, pero muy claro y concreto (Prácticas 2 «Más emociones creativas»)